IDIOMA DEL MUNDO

IDIOMA DEL MUNDO



"Pablo de Rokha recuerda, añora, odia, ama, critica, nostalgia a través de su propia angustia frente a lo inexorable del tiempo, pero en el mismo gesto reconstruye su historia y la de la humanidad para poder seguir viviendo y proyectar las utopías del mañana" (Naín Nómez)

Más detalles


15 900 prosus

Disponibilidad: Este libro fue catalogado hace más de 6 meses. Para que garanticemos un buen servicio, consulte disponibilidad antes de hacer el pago.

contacto@dinova.cl



Páginas: 293

Edición: 2a ed. (2011) a partir de la 1a ed. del año 1958.


 

Aunque Pablo de Rokha es considerado uno de los cuatro grandes de la poesía chilena (junto a Neruda, Huidobro y Mistral), su obra es casi completamente desconocida fuera de nuestras fronteras, y peor aún, está absolutamente subvalorada en Chile. Sin necesidad de entrar al tema de la falta de paridad en la difusión de estos “cuatro grandes”, podemos decir que la obra de Pablo de Rokha es una de las más auténticas, sobre todo si se reconoce en él al visionario, al escritor preclaro durante toda su vida activa, y se toma en cuenta que no hizo utilización de nada parecido a la performance ni el marketing para dar a conocer su obra, como sí lo hizo Neruda, y en parte también Huidobro.

 

Este año comenzaremos a reparar parte de la injusticia cometida contra de Rokha, reeditando Idioma del Mundo, título que permite conocer a su autor con gran definición, porque presenta al poeta ya maduro, capaz de pasearse por temas de dialéctica profunda y otros emocionalmente intensos con igual desgarradura, contándose entre ellos poemas escritos durante los ocho años posteriores a la muerte de su esposa y compañera, Winétt.

 

El libro contiene la visión premonitoria del poeta que comprendió el funcionamiento del mundo y reconoce así los sucesos antes que ocurran. En el poema “La República Asesinada” podemos encontrar reminiscencias de los hechos que sucedieron en Chile desde 1973. Más adelante aparecen los” Prólogos Premonitorios a la Caída del Imperialismo”, y hoy en día presenciamos cómo la gran potencia yanqui pierde su poder desperdigándolo en guerras inútiles alrededor del mundo, mientras otras potencias emergen y amenazan con equilibrar la repartición del poder mundial. De Rokha demuestra haber tenido la capacidad de encontrar el hilo conductor de la historia humana, reconociendo claramente los actos que caracterizan a los hombres en condición de gestores de realidad, y teniendo el suficiente coraje de acusar los hechos que los evidencian como los responsables de la insatisfacción de una gran parte de la población del mundo.

 

Si bien el libro completo está dedicado a su esposa:

 

Nuestros dos anillos matrimoniales unidos me rodean y me circundan, anunciándome con su gran trompeta secular, desde el meñique al corazón, todas las cosas fundamentales de la existencia, e Idioma del Mundo es tu almohada(pág. 86)

 

es “Winettgonía”, el poema que se titula con esa mezcla de bautizo y unción (de Winétt, el nombre de la amada y la agonía que su ausencia provoca), a través del cual podemos conocer la acerba cavidad interior del poeta ya carcomido por el tiempo, la soledad y la angustia: el espacio de su interioridad, ya despojado de todo posible decorado, se convierte en un barco del cual sólo quedan los más cansados marinos, entregados a la confesión más honesta de sus estremecimientos.

 

[…] ahora, la inmensa capital metropolitana del Gran Santiago, me parece un mar sin navíos, sin pájaros, sin viajeros, un mar sin mar, oscuro y desesperado, en el cual la miseria relampaguea en la oquedad, a la manera de las astillas de los barcos, lanzados contra los acantilados de las playas remotas del mundo; un aroma a bodega de hacienda de viuda, lejana, abandonada entre tinajas de antaño, asciende del país silvestre; y cuando yo ando, estoy seguro de despertar con las pisadas, las antiguas edades y los sepulcros viejos del pueblo, que no comió y murió luchando por la felicidad ajena. (Pág. 64)

 

Idioma del Mundo es inclasificable, en la medida que su contenido abarca un lenguaje universal que toca todos los temas fundamentales de la vida humana. Por momentos parece un ensayo poético, en otros un gran archivero de discursos, más tarde un libro de historia escrito estilísticamente. Pero nunca deja de ser una luminaria, una ruta que recorre un ideario completo y logra impregnar del carácter de su autor. Para Pablo de Rokha el carácter es destino, y en Idioma del Mundo el destino de todos los hombres está tejido a partir de un solo hilo que es el rastro de la pluma entintada de su autor.

 

"Pablo de Rokha recuerda, añora, odia, ama, critica, nostalgia a través de su propia angustia frente a lo inexorable del tiempo, pero en el mismo gesto reconstruye su historia y la de la humanidad para poder seguir viviendo y proyectar las utopías del mañana"
(Naín Nómez)

 

Carrito

Sin producto

Transporte 0 prosus
Total 0 prosus

Carrito Confirmar