editoriales independientes y micro-editoriales Hay 2 productos

editoriales independientes y micro-editoriales
Tienen en común el hecho de no tener un gerente que exija rentabilidad y de depender, más bien, de una multiplicidad de factores para poder existir sin un presupuesto fijo. Algunas crecen y logran financiar títulos de manera efectivamente “independiente” e incluso pagarle sueldos modestos (difícilmente a precio de mercado) a algunos colaboradores. Otras permanecen en la factura artesanal y la mayoría es sostenida por un número reducido de personas; es decir, se trata de pocas manos que asumen una variedad de roles. Se financian por diversas vías: a través de concursos o compras de libros anuales del Estado, donaciones, aportes de los autores o endeudamiento de los editores. Económicamente, pueden compararse a un negocio de barrio frente a las grandes cadenas de supermercados. Muchas publican cuando pueden y como pueden, tienen una distribución dispar en librerías y con suerte recuperan lo invertido en hacer los libros.

Esta mayor o menor precariedad es asimismo libertad, posibilidad de editar libros que no tendrán una gran demanda pero que la editorial considera que son un aporte cultural, o arriesgar por autores que están empezando y no gozan de un reconocimiento masivo; también significa poder afrontar temas o utilizar formatos que otras editoriales eluden por "poco comerciales" o no rentables. Esto no los convierte automáticamente en una garantía de calidad, riesgo literario o buen trato a sus autores, ya que el grado de profesionalismo y criterio editorial es variable; pero como dijo Antonio Gil en una columna reciente, estas editoriales han posibilitado que no se imprima sólo lo que “se auguraba como best-seller convencional, seguro y confiable”, sino que se amplíe la oferta de los grandes grupos editoriales con una mayor variedad de obras y apuestas.

Carrito

Sin producto

Transporte cl$ 0
Total cl$ 0

Carrito Confirmar

Catálogos